top of page
Buscar

El factor R: Criando niños resilientes

Actualizado: 9 ago 2023

Hay una canción del Duo Dinámico, llamada "Resistiré", que me gusta porque en ella podemos descubrir varios ejemplos de lo que significa resiliencia, la habilidad para recuperarse, adaptarse y prosperar frente a la adversidad. La resiliencia es una cualidad que todos podemos cultivar en nosotros mismos y en nuestros hijos, y es especialmente vital en tiempos de incertidumbre.


En el presente artículo, veremos varias estrategias que los padres y cuidadores pueden utilizar en casa para fomentar la resiliencia y proporcionar a sus seres queridos una herramienta tremendamente valiosa para enfrentar los desafíos de la vida.



Practica inteligencia emocional

Comienza creando un ambiente abierto y libre de juicios de valor donde tus hijos se sientan cómodos expresando sus sentimientos. Enséñales a identificar diferentes emociones y discutir formas de manejarlas de manera constructiva. A medida que los niños se vuelven más conscientes emocionalmente, estarán mejor preparados para enfrentarse a los desafíos de la vida, ya que podrán comunicar sus emociones de manera más efectiva y buscar apoyo cuando sea necesario.


Enseña habilidades para resolver problemas

Empodera a tus hijos con destrezas para la resolución de problemas, alentándolos a enfrentar desafíos de manera independiente. Guíalos para dividir los problemas en partes más pequeñas y manejables, y fomenta la búsqueda de posibles soluciones. Celebra sus esfuerzos para fomentar una mentalidad de crecimiento.


Fomenta la toma de riesgos saludables

Apoya a tus hijos para que asuman riesgos apropiados para su edad, promoviendo su crecimiento y aprendizaje. Ya sea probando un nuevo pasatiempo, haciendo nuevos amigos o participando en actividades que supongan un reto, la toma de riesgos saludables les ayuda a construir confianza en sí mismos y resiliencia. Enfatiza que los contratiempos son oportunidades para aprender y elogia su coraje al salir de su zona de confort. Hace poco publiqué un gráfico sobre este valor en mi cuenta de Instagram. Aquí tenéis la traducción al español:


Cultiva relaciones de apoyo

Las relaciones positivas y saludables brindan una red de seguridad durante los momentos difíciles, asegurando a los niños que no están solos al enfrentar los altibajos de la vida. Estas conexiones les otorgan la fuerza para perseverar a través de las dificultades, sabiendo que cuentan con un sistema de apoyo afectivo a su lado.


Desarrolla mecanismos de afrontamiento

Ayuda a tus hijos a familiarizarse con técnicas de relajación, como la respiración profunda, ejercicios de atención plena (mindfulness) y otras herramientas para reducir el estrés. Practica actividades como la expresión artística, la escritura o el ejercicio físico para canalizar emociones de manera constructiva. Estas estrategias ayudarán a los niños a manejar los desafíos con un enfoque más tranquilo.


Modela la resiliencia

Al igual que ocurre con otras habilidades, liderar con el ejemplo es primordial si queremos desarrollar la resiliencia en nuestros hijos. Comparte tus experiencias a la hora de superar desafíos y cómo aprendiste de tus fracasos. Muestra una actitud positiva hacia los contratiempos, enfatizando que son oportunidades de crecimiento. Cuando tus hijos sean testigos de tu resiliencia en acción, es más probable que adopten enfoques similares para hacer frente a sus propias dificultades.



La resiliencia no se trata de evitar desafíos o estar siempre felices. Es una poderosa habilidad que ayuda a las personas a enfrentar dificultades de manera adaptativa, recuperándose de manera saludable de los contratiempos. A través de estas estrategias, podemos equipar a nuestros hijos con una potente herramienta para afrontar los desafíos de la vida, y, como dice la canción, realmente resistirán.


Enlaces recomendados:


26 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page